Castillos

Ruta Castillo de Portillo

El Castillo de Portillo es una fortaleza medieval situada en la localidad de Portillo, en la provincia de Valladolid. Es una de las construcciones más representativas de la arquitectura militar en la región y se encuentra en un excelente estado de conservación.

La fortaleza fue construida en el siglo XV por orden de los Reyes Católicos, con el fin de proteger el territorio del norte de la provincia de Valladolid de los ataques de los musulmanes y los portugueses. El castillo se construyó en un lugar estratégico, sobre una colina que dominaba el territorio circundante.

La fortaleza es de estilo gótico-mudéjar, con muros de ladrillo y una torre central de planta cuadrada. La torre, que se levanta sobre una base de piedra, cuenta con varias plantas y una terraza desde donde se puede disfrutar de unas vistas impresionantes de la comarca. La torre también cuenta con varios matacanes, que eran utilizados para arrojar objetos a los atacantes.

El Castillo de Portillo ha sufrido varias transformaciones a lo largo de los siglos. Durante la Guerra de la Independencia, el castillo fue utilizado como refugio por las tropas francesas, y posteriormente fue abandonado y sufrió graves daños debido a la falta de mantenimiento. En el siglo XIX, el castillo fue utilizado como cementerio y como cantera de materiales de construcción, lo que agravó aún más su deterioro.

En la década de 1960, el Ayuntamiento de Portillo inició un proceso de restauración y conservación del castillo, que se prolongó durante varias décadas. Hoy en día, el castillo es uno de los atractivos turísticos más importantes de la zona y recibe visitas de turistas de todo el mundo.

La visita al Castillo de Portillo permite conocer la historia de la fortaleza y su evolución a lo largo de los siglos. Los visitantes pueden recorrer el interior de la torre, subir hasta la terraza y disfrutar de unas vistas espectaculares del paisaje circundante. También pueden visitar la iglesia de San Juan Bautista, que se encuentra junto al castillo y que data del siglo XVI.

En los últimos años, el Castillo de Portillo ha sido escenario de varios eventos culturales y festivales, como la Feria Medieval de Portillo, que se celebra todos los años en el mes de agosto. Durante la feria, el castillo se transforma en un auténtico mercado medieval, con espectáculos de música, danza y teatro, y se recrea la vida cotidiana en la Edad Media.

En definitiva, el Castillo de Portillo es un lugar imprescindible para cualquier amante de la historia y la cultura medieval. Su impresionante arquitectura, su ubicación estratégica y su importancia histórica lo convierten en uno de los castillos más destacados de la región de Castilla y León. Una visita al castillo es una experiencia inolvidable para aquellos que deseen sumergirse en la rica historia y cultura.

Tags: Castillos

Relacionados